La Gripe y el Resfriado: Similitudes y Diferencias

La gripe y el resfriado son enfermedades respiratorias de origen vírico que afecta a las vías respiratorias pero sin embargo las consecuencias pueden ser distinas.
Aunque ambas pueden causar síntomas similares, como dolor de cabeza, fiebre, tos y congestión nasal, existen diferencias importantes entre ellas.



La gripe es una enfermedad más grave que el resfriado y se caracteriza por una fiebre más elevada, dolor muscular y fatiga intensa. 

También puede causar complicaciones graves, como neumonía, y es más contagiosa que el resfriado.

Por otro lado, el resfriado es una enfermedad más leve que la gripe, con síntomas más leves y menos frecuentes. Aunque puede ser incómodo, el resfriado generalmente desaparece por sí solo en unos pocos días. 

Arsenal terapéutico en la farmacia

Para tratar la sintomatología de la gripe y el resfriado, las farmacias cuentan con un amplio arsenal terapéutico que incluye medicamentos para reducir la fiebre, aliviar el dolor de cabeza y la congestión nasal, y mejorar la tos.

Entre los medicamentos más comunes se encuentran los analgésicos y antipiréticos como el paracetamol e ibuprofeno, los descongestionantes nasales como la pseudoefedrina y oximetazolina y antihistamínicos como la ebastina o cetirizina. entre otros.

También existen medicamentos para tratar la tos seca en el caso de que ésta se cronifique ya que la tos no se debe de tratar en todos los casos.

En el caso de que exista moco, sí que hay que tratarla mediante expectorantes y mucolíticos para evitar complicaciones y sobreinfecciones.

Vitaminas para prevenir y mejorar la sintomatología

Además de los medicamentos, las farmacias también ofrecen una amplia variedad de vitaminas y suplementos que pueden ayudar a prevenir la gripe y el resfriado y mejorar su sintomatología.

Las vitaminas C y D son esenciales para mantener un sistema inmunológico fuerte y prevenir la enfermedad. Además, la vitamina C puede ayudar a reducir la duración de los síntomas y mejorar la respuesta del sistema inmunológico.

Prevención y Vacunación

Nombramos las medidas higiénico-dietéticas a seguir tanto para la gripe como para el resfriado.

  • Lavado frecuente de manos: es importante lavarse las manos con frecuencia para reducir la posibilidad de contraer la gripe o cualquier otra infección respiratoria.
  • Evitar tocarse la cara: las manos pueden ser un medio para que los virus entra en el cuerpo a través de la nariz, boca u ojos.
  • Mantener una buena higiene: es importante cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar con un pañuelo de papel desechable.
  • Mantener una distancia física: mantener una distancia física de al menos 1 m de otras personas puede ayudar a reducir la propagación de virus respiratorios.

VACUNACIÓN EN EL CASO DE LA GRIPE:

  • Recomienda vacunar a las embarazadas que se encuentren en grupos de riesgo, pero siempre después del primer trimestre de embarazo.
  • No se aconseja en individuos alérgicos a las proteínas del huevo o a las proteínas virales.
  • Se debe retrasar la vacunación en casos de fiebre y/o enfermedad respiratoria.
  • La vacunación se recomienda especialmente para personas de mayor edad, embarazadas, personas con enfermedades crónicas y profesionales de la salud.

Comentarios (0)

No hay comentarios
Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar