Manchas después del verano
Manchas después del verano

¿Cómo tratar las manchas después del verano?

El otoño, una estación de bronceados desvanecidos y muchas, pero que muchas, manchas faciales

Pero eso no significa que debas machacarte por el estado de tu piel después del verano. Lo mejor es tomar medidas y preparar tu piel para la vuelta del invierno.

Si has estado utilizando la protección solar durante todo el verano, enhorabuena, es lo que debías hacer, pero no sólo es obligatoria en verano, ¡es igual de importante ahora! 

Dosis de Vitamina C

Ahora con la llegada del otoño, es el momento de ocuparse de todas esas pequeñas imperfecciones que han quedado del verano. Una pequeña dosis de vitamina C por las mañanas ayudará a desvanecer las pecas, las manchas de pigmentación y la falta de brillo de tu piel de manera casi instantánea.

Los retinoides son útiles para regular la renovación celular y la función de las células, por lo que, tus manchas junto a la textura de tu piel mejorará exponencialmente y, además, los peelings químicos que contienen AHA y BHA  también ayudarán a suavizar el cutis.

Esta temporada es un buen momento para empezar (si aún no lo haces) o seguir cuidando la piel. Las hojas se están cayendo y la gente está haciendo las maletas para el invierno, así que no hay mejor momento que éste para asegurarse de que estás cuidando tu cuerpo al máximo posible.

Pero si has estado demasiado ocupada relajándote durante los meses de verano, es posible que no sólo se haya desvanecido tu bronceado, sino que también se hayan acentuado o aparecido nuevas manchas en tu cara.

Lo dicho, ¡ahora toca actuar!

Actuando ahora, evitarás que tu piel sufra un shock cuando entre en contacto con el aire frío después de meses de estar protegida por el clima cálido y húmedo del verano. Aquí tienes algunos consejos:

  • Utiliza un buen limpiador facial y un tónico cada mañana. Esto eliminará las células muertas, la suciedad y la grasa de la superficie de la piel y dejará los nutrientes esenciales para la regeneración de la piel.
  • Utiliza una buena crema hidratante todos los días después de la limpieza y antes de aplicar productos de protección solar. 
  • Las cremas hidratantes actúan fijando las moléculas de agua en las capas más externas de la piel para mantener el equilibrio de la humedad y ayudar a prevenir la sequedad o la aspereza causadas por las condiciones meteorológicas u otros factores como el propio proceso de envejecimiento.
  • Utilizar tratamientos puntuales cuando sea necesario (acné, manchas, sensibilidad, rosácea, sequedad extrema…).

Tipos de Limpiadores

Como ya sabes, el primer paso de una buena rutina de cuidado de la piel es la limpieza. Existen muchos tipos de limpiadores que actúan de forma diferente, por lo que es importante elegir uno que se adapte a tus necesidades específicas. Por ejemplo:

  •  Si tienes una piel grasa o con tendencia al acné, es mejor que utilices limpiadores y tónicos astringentes en lugar de los de base alcohólica, porque es menos probable que te irriten el rostro. El alcohol puede deshidratar la piel, lo que provoca descamación y tirantez (y hace más visibles las manchas).
  • Si tienes una piel seca, lo mejor es que utilices limpiadores en formato leche y/o aceite para mantener tu piel hidratada y fortalecer su función barrera.

Tras una buena limpieza, una dosis de vitamina C te ayudará a difuminar las pecas, las manchas de pigmentación y el tono apagado de tu piel.

La vitamina C es un potente antioxidante que ayuda a neutralizar los radicales libres de nuestro cuerpo. Es una de las vitaminas más importantes para la piel, y puede reducir la aparición de manchas oscuras, daños solares y pigmentación, así como las líneas finas y las arrugas.

Los retinoides también son muy útiles a la hora de evitar que aparezcan nuevas manchas y difuminar las que ya tenemos en nuestra piel independientemente de si su aparición se debe por el sol o por desequilibrios hormonales.

Si es la primera vez que vas a empezar con los retinoides, lo mejor es que empieces con pequeñas concentraciones y dos días a la semana. Cuando tu piel vaya cogiendo tolerancia puedes ir aumentando los días de aplicación.

¡Muy importante! Sabemos que has usado protección solar durante todo el verano, pero ahora durante estos meses de invierno es más importante que nunca que sigas utilizándola y más si tu piel presenta manchas y estás en tratamiento con retinoides para deshacerte de ellas.

La mejor manera de proteger tu piel y evitar que aparezcan nuevas manchas o se intensifiquen las que ya tienes, es utilizar un protector solar de amplio espectro que ofrezca protección contra los rayos UVA y UVB.

¡Ahora sí que sí!

Sigue estos consejos de cuidado de la piel durante el otoño para deshacerte por fin de las manchas.

  • Utiliza siempre protección solar durante el día.
  • Utiliza una crema con retinol por la noche para prevenir y reducir la formación de manchas. 
  • Realiza una exfoliación química una o dos veces por semana, esto ayudará a mejorar la circulación al estimular la renovación celular y aumentar la producción de colágeno en la capa de la dermis de su piel. 
  • Utiliza vitamina C antes de la crema hidratante cada mañana.
  • Y no te olvides de la protección solar.

Ahora que conoces todos los secretos para mantener una piel perfecta y sin manchas este otoño… Cuéntanos tu experiencia con las manchas y si te han funcionado estos consejos.

Comparte si te ha gustado

Comments (0)

No comments at this moment
Producto añadido a la lista de deseos
Product added to compare.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Para dar su consentimiento sobre su uso pulse el botón Acepto.